Las humedades son el principal problema en los hogares españoles

Humedad

Según un estudio hasta el 18% de los hogares españoles sufren o han sufrido alguna vez problemas con humedades, algo que es especialmente grave no solo para temas estéticos sino de la salud de los que habitan el domicilio.

Niveles de humedad

Para disfrutar de una casa sana y cómoda, el nivel de humedad ideal debe ser de 60 o 65% como máximo. Por encima del 65% de humedad, existe el riesgo de que la humedad degrade el hogar y la calidad de vida, convirtiéndose en un elemento peligroso que provoque problemas de salud como alergias y asma.

Signos de humedad

Puede haber muchos signos de humedad en una vivienda. Entre los que deberían llamar su atención están los siguientes:

  • Niebla o vaho persistente en las ventanas
  • El papel de las paredes se deforma
  • Pintura y revestimiento desconchados
  • Filtraciones en las paredes
  • Manchas de moho y salitre
  • Olor a moho
  • La proliferación de cucarachas y ácaros del polvo, invisibles a simple vista, pero que causan problemas respiratorios en personas frágiles

Si ve alguno de estos signos de humedad en su casa, no espere a que los daños aumenten antes de actuar.

Puede tomar meses desde el momento en que aparece una pequeña grieta en el marco exterior hasta el momento en que aparece el primer punto húmedo en su pared. Pero una vez que se abre una grieta en su casa, no puede detener la rápida propagación de la humedad si no hace las reparaciones necesarias.

Identificar la causa de la humedad

1 Vapor de humedad y condensación, causas de la humedad

La respiración humana y las actividades domésticas son fuentes de humedad. Cuantas más personas haya en la vivienda, más condensación habrá. Y contrariamente a la creencia popular, una casa nueva y bien aislada también puede ser demasiado húmeda si su perfecta estanqueidad impide la renovación suficiente del aire interior.

2 Humedad interior

Las fugas e infiltraciones suelen estar relacionadas con un defecto de fontanería: tubería rota, tubería de desagüe defectuosa, grifo viejo, junta porosa, etc.

3 Humedad de origen interno

Las fugas desde el exterior son causadas más a menudo por la escorrentía de agua de lluvia a través de una fachada agrietada, una teja desplazada en el techo, un canalón obstruido o agrietado, etc.

4 Humedad debida a la subida capilar

En este caso, la humedad sube del suelo a las paredes, conducida por todos los materiales de construcción porosos en contacto con el suelo.

5 Presión hidrostática

Esta es la presión ejercida sobre los cimientos de la construcción, en particular por el agua de lluvia estancada o una capa freática superficial.

Una gama de soluciones antihumedad

¿Su casa o apartamento muestra signos de humedad? Aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo lidiar con ello:

1. Adopte diariamente las siguientes medidas adecuadas contra la humedad

Ventile su casa durante al menos diez minutos cada día para eliminar el vapor de agua.

Para limitar el vapor de agua, también puedes:

  • Cocinar cubriendo las ollas y con la campana extractora en funcionamiento
  • Reduzca el tiempo de ducha y la temperatura del agua ligeramente
  • Seca tu ropa afuera o en una habitación bien ventilada

Revise regularmente el flujo de su ventilación mecánica controlada (CMV), y desempolve sus rejillas de ventilación.

Si es posible, mantenga su casa a una temperatura ambiente de 19°C. Al calentar de esta manera sin exceso pero de manera constante, se evita que el aire frío, que se condensa más rápido que el aire caliente, produzca humedad adicional.

2. 2. Reparación, mantenimiento, renovación: soluciones antihumedad de larga duración

Las filtraciones e infiltraciones en las tuberías son fáciles de detectar y reparar por uno mismo. También puede contratar los servicios de un profesional, podrá encontrar los mejores en nuestro directorio de empresas reparadoras de humedades.

Las fugas que vienen del exterior son más difíciles de identificar.

El consejo de la MMA: hacer que se compruebe regularmente la impermeabilización de la estructura del tejado, la cubierta, las fachadas exteriores, la veranda si es necesario, los conductos de la chimenea, los canalones, las juntas de la mampostería, etc.

La instalación de doble cristal puede reducir los niveles de humedad evitando que el vapor se condense en las superficies frías.

Si su casa aún no tiene uno, la instalación de un CMV de flujo simple (para casas pequeñas y/o bien ventiladas) o de doble flujo (ventilación mecánica controlada) mejorará su comodidad y aumentará el valor de su propiedad.

El aislamiento térmico de las paredes exteriores es también una inversión que aumentará el valor de su casa y la hará más saludable.

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *